Historia de la Misión

Perspectiva general

Durante su historia de años, la Misión de Santa Inés ha superado desastres naturales, tumultos políticos, y privaciones económicas para surgir como una de las misiones más prósperas del sur de California. La Misión ha pasado por el gran terremoto de 1812. A pesar de pasar por estas cosas, la Misión sigue por restauración como la joya escondida de las misiones de California. La Misión se fundó en 1804 para servirle a los indigenas Chumash de la valle de Santa Ynez y como un vínculo entre las misiones de Santa Bárbara y La Purísima (Lompoc). Durante sus primeros años la misión sufrió por los terremotos de 1812. Pero por el trabajo de los indigenas y los padres, la misión se hizo muy próspera, mientras crecía la población indígena. Las tierras de la Misión produjeron cosechas abundantes. Tenía también miles de ganado. La Misión de Santa Inés también era el lugar donde venía uno de los primeros colonistas anglo en California..

Depués de la independencia de México de España, la seglarización causó la salida los misioneros españoles y los neófitos indígenas, que casi causó la destrucción de la Misión. A pesar de que el primer seminario en California se estableció por un tiempo en la Misión de Santa Inés en 1844, ella hubiera caído completamente si no había llegada la familia Donohue en 1882, y el Padre Alejandro Buckler en 1904. El Padre Buckler empezó con la reparación y restauración de los edificios de la Misión. Empleyó también el talento de su sobrina hasta para restaurar el arte y los artefactos. Los frailes capuchinos franciscanos de Irlanda, quienes llegaron en 1924, continuaba este trabajo.

Hoy el proceso de restauración sigue para restaurar la «Misión de los pasos» a su grandeza del pasado. La Misión de Santa Inés posee una colección rica de pinturas, estatuario, vestiduras, manuscritos, y artefactos. El museo de la Misión tiene una colección de vestidura, arte, documentos, y artefactos usado en la vida cotidiana de la misión durante su historia.


hasta cima de página

Historia antes de la Misión

Se dice que el navegante portugués Juan Rodriguez Cabrillo descubrió el canal de Santa Bárbara en Octubre 1542, durante su viaje exploratoria. Él reclamó esta tierra en el nombre del rey de España. Sesenta años después Sebastián Viscaino nombró el canal en honor de Santo Bárbara cuándo navegaba en la víspera de la fiesta de Santa Bárbara, 3 de diciembre, 1602.

En el siglo siguiente, los misionero franciscanos con los soldados españoles establecieron la primera fundación española en alta California, para la conquista política y espiritual de la nueva tierra. El propósito de los misionero era la conversión y educación de los indígenas a la fe cristiana. El historiador Maynard Geiger lo describió así, «Era un proyecto cooperativo, de orígen imperial, con el propósito de protección, pero principalmente espiritual en ejecución.»


hasta cima de página

Los Chumash

Los exploradores y misioneros españoles se asustaron con los Indios de la región del canal de Santa Bárbara-Los Chumash. Los nativos pacíficos les impresionaron a los exploradores con su amistad , hospitalidad , aptitudes creadoras , y talentos. El capellán de la expedición de Anza en 1776, Padre Pedro Font, describió así los indígenas: «Yo opino que estos Indias tan ingeniosos y trabajadores, se harían expertos si ellos tuvieran maestros y herramientas o implementos adecuados, porque ellos actualmente tienen nada más que pedernales, y con ellos y su industria continúa hacen artefactos.»

La pobalción chumash cubría una área ancha-desde Santa Paula hasta San Luis Obispo. Ellos tenían una economía diversificada y interdependiente, basada en en sus talentos y artesanía. Los Chumash habían desarrollado un sistema excelente astronómico, igual con los de Europa por su exactitud. Sus pueblos pequeños y bien organizados, llamados rancherías por los españoles, se formaron de chozas grandes construidos de varas entretejido con caña. Los indígenas acumularon y lixiviaciaron bellotas, y ellos también cosechaban nueces, semillas, y bayas. Fueron pescadores expertos y disfrutaron de una variedad de mariscos , y cazaban animales también. A pesar de que su único herramienta fue el pedernal , los Chumash listos crearon canoas bien construidas de madera.


hasta cima de página

La Nueva Misión : La Selección del sitio

Antes de la fundación de la Misión de Santa Inés, se fundaron dieciocho Misiones, cada una siendo aproximadamente la distancia del viaje de un día a la próxima. La primera, la Misión de San Diego, se fundó en 1769 por Padre Junipero Serra. Siguió la fundación de otras Misiones por la costa de California. Depués de la muerte de Padre Serra, Padre Fermín de Lasuén continuó con la cadena de las Misiones.

Los padres misioneros tenían la idea de una fundación de una Misión entre La Purisima y Santa Bárbara por muchos años. Una misión en el interior del país al norte de Santa Bárbara solidificaría el trabajo en el área ; serían capaz de tomar ventaja de la actitud favorable de los Chumash al cristianismo. Además, había un tribu indígena muy hostíl, los Tulares, que vivían en la región alrededor de los Chumash. Una Misión en el valle de Santa Ynez Valle protegería esta región como un área parachoques.

Depués de completar la cadena inicial de las misiones en el norte, Padre Lasuén dirigió al Padre Estevan Tapis de la Misión de Santa Bárbara que acompañara al Capitán Felipe de Goycoechea para estudiar sitios posibles para una Misión al nordeste de la sierra costera. En el otoño de 1798 la expedición estudió la ranchería Calahuasa (actualmente la reserva indígena de Santa Ynez) y un otro sitio Chumash llamado Alajulapu (actualmente la ciudad de Solvang). Padre Tapis dijo que allí estuvieron 325 viviendas en 14 sitios de Calahuasa, y por eso Lasuén solicitó del Gobernador Diego Borica que recomendara Calahuasa como un sitio adecuado para una misión nueva.

Se pasaría una cantidad de años hasta que los Franciscanos pudieron empezar con la nueva Misión . El gobernador se murió, y por eso la aprobación tuvo que llegar de su sucesor, Jose de Arrillaga, viviendo en Baja California. Poco familiar con el área , el Gobernador Arrillaga escribió al Padre Lasuen en Abril 1803 acerca de el número de soldados necesario para la nueva Misión , pero ante de que responder, el Padre Lasuen se murió.

En Junio de 1803 el nuevo Presidente de las Misiones, Padre Tapis, respondió a la carta de Arrillaga, especificando el número de los Indígenas en el área y noticias importantes como las de un pequeño grupo de bandidos indios asesinos en la región. En Septiembre el Padre Guardián de la orden franciscana vino de México para estudiar el sitio y decidió que una guardia de seis hombres sería suficiente para proteger la Misión .


hasta cima de página

Construcción

En 1804 se contruyeron unos edificios, 232 pies en extensión y 19 pies en altura y anchura. Esta ala contenía la iglesia temporanea (aproximadamente 86 pies en extensión), una sacristia(14 pies de extensión ) el convento (aproximadamente 29 pies de extensión), y el granero (103 pies de extensión ). Con la ayuda del primer grupo de neófitos Chumash que vienieron de las Misiones de Santa Bárbara y La Purísima Concepción, esta porción fue construido seis meses antes de la fundación formal de la Misión de Santa Inés. Las paredes, de 30 pulgadas de anchura, fueron hechos de adobe (la tierra del área que contenía mucha arcilla ). El techo consistió de varas, sobre que palos fueron puestos lado por lado, y entonces todo fue cubierto con un capa de adobe para sellarlo contra los elementos.

El día 17 de Septiemre, 1804 el Padre Tapis oficialmente dedicó la Misión en honor de Santa Inés. Una ramada fue construido en lo cual 200 Indios atendieron la alta misa solemne. Veintisiete niños fueron bautizados y quince hombres se alistaron por instrucciónes. Los Padres José Rumualdo Gutiérrez y José Antonio Calzada fueron elegidos como los primeros misioneros residentes, y por el fin de 1804 el Registro de bautizos ya contenía los nombres de 112 neófitos de todas edades.


hasta cima de página

Historia Antigua : 1804 hasta 1850

Cementerio
El cementerio está localizado atrás del campanario de la misión. El primero nombre en el registro de entierros tiene la fecha 23 de enero , 1805.
En el informe de 1805, los Padres Caldaza y Gutierrez dijeron que una otra línea de edificios semejante a la primera se erigió ; tuvo 145 pies de extensión y 19 pies de altura y anchura. En el informe del próximo año, 1806, los Padres Caldaza y Taboada notaron que aún otro edificio fue añadido , 368 pies en extensión. Para proteger los paredes de la lluvia, una galería o corredor cubierto con tejas fue construido, 75 pies de extensión y 6 pies de anchura. Por este tiempo el cuadrángulo típico de las misiones de California fue completo en la Misión de Santa Inés, un cuadro de acerca de 350 pies en cada lado.

A pesar de ser la última de las misiones del sur de California, la Misión de Santa Inés creció rápidamente porque podía contar con el apoyo , tradición, y experiencia de las misiones más viejas ya establecidas. En 1807 nuevas habitaciones fueron construidas para los misioneros, y cinco casas dobles casas fueron construidos en 1810 para los soldados y sus familias, y también un almacén y cuartel.

Cambios políticos pronto afectaron la vida en la nueva misión. Depués del comienzo de la Guerra de Independencia méxicana contra España en 1810, apoyo de España no era aún disponible para las Misiones, qué significó que su actividades tenían ser mismo-apoyo . Además, los soldados no recibían sus salarios y materiales regularmente. Esto empujo que los presidio comandantes de los presidios se dependían más y más en las misiones, sin razón o no. Las Misiones tenían que proveer alimentos y ropa a los soldados, para que recibieron promesas del pago.


hasta cima de página

El Terremoto de 1812

Ocho años de logro y crecemiento fueron casi destruidos en sólo quince minutos al fin del año 1812. En el informe de este año los Padres Uria y Olbes observaron esto sobre el gran terremoto de 1812:
«En el 21 de diciembre, 1812, cerca de las 10 de la mañana, dos terremotos ocurrieron en un intervalo de un cuarto de hora. El primero hizo una abertura considerable en un rincón de la iglesia ; el segundo temblor tiró el dicho rincón , y la cuarta parte de la casas nuevas al lado de la iglesia colapso huyeron hasta la fundación . Todos los paredes delgados de la casas superiores se cayeron , demolieron las tejas, y abrieron el muro principal. Todo queda servible, sin embargo , si occuría temblores más grandes.»

Por seguridad, una iglesia temporaria fue erguido afuera del área del cuadrángulo. La reconstrucción de los edificios dañandos continuaba por los cuatro años siguientes, y una iglesia nueva y más larga orientado al oriente fue construido de adobe y ladrillo . Fue 140 pies en extensión , 25 pies ancho, y 30 pies alto , con pesados refuerzos de 5 pies . Maderos grandes de pino, llevados del la sierra de San Rafael, sostuvieron el nuevo cielo y el techo con tejas nuevas. La altura del cielo fue bajado en el convento, y techo plano fue cambiado en un aguilón cubierto con tejas. Estos edificios , dedicados el 4 de Julio, 1817, son todo que queda hoy de la Misión antigua.


hasta cima de página

Reconstrucción: Progreso y Productividad


La lavendería, dónde las mujeres indígenas lavaban la ropa , es conservada hoy en el campo de la misión .
A pesar de estas luchas, el propósito de las misones de California Misión tenía mucho éxito. Los grandes comunidades indígenas permitió el desarrollo de ganado , y algunas de las misiones con éxito sembraron un amplio número de acres con granos, frutas , y otros productos. Las Misiones estuvieron a la cresta de su productividad en los primeros años del siglo 19. Un inventario de 1817 de la Misión de Santa Inés contó 6,000 vacas , 5,000 borregas, 120 cabras , 150 puercos, 120 burros, y 770 caballos. En aquél año, los campos de la Misión de Santa Inés produjeron 4,160 fanegas de trigo, 4,330 fanegas de maíz , y 300 fanegas de frijoles. El libro de bautizos de la Misión en 1817 recordó 1,030 nombres , la mayoría de los indígenas . También contenía actos de 287 matrimonios y 611 muertes . La Misión tuvo en ese año la población más grande de los indígenas, con un total de 920 americanos indígenas.

Desde 1808 hasta 1824, el Padre Uria trabajaba continuamente en un proyecto ambicioso de construcción . En los primeros años de la Misión , él dirigía por la construcción del convento para los misioneros y habitaciones para los soldados, y también del almacén. Depués del terremoto de 1812, él dirigió la reconstrucción de la iglesia . Padre Uria ordenó que el interior de la iglesia estado se adornó con pintura mural entre 1818 y 1820. Él también diregió la construcción del nuevo molino y presas en 1820; fueron construcidos con muros sólidos para evitar daño de terremotos futuros. En 1824, el interior de la iglesia fue pintado y adornado de nuevo. Durante esto año , numerosas pinturas y otros artefactos eclesiales fueron adquiridos que todavía se ven en la Misión hoy.


hasta cima de página

José Chapman y los Piratas

La Misión de Santa Inés tuvo una parte importante en la vida intrépida de José Chapman, uno de los primeros colonos anglos en California.

Originalmente de Maine, José Chapman eventualmente vino hasta Hawaii en 1818. Durante esto tiempo , el pirata francés Hippolyte de Bouchard navegaba contra España. Depués del su ataque en las islas filipinas, él también llegó en Hawaii. Bouchard adquirió allá un barco adicional con personal desenclinado , incluso al José Chapman , y navegó por las colonias Españoles de California en Octubre 1818. Los soldados y ciudadanos recibieron las noticias de guardar en la consta contras los piratas. Depués de pasar por Monterey, los de Bouchards navegaron al sur hasta Santa Bárbara. Los piratas encontraro el Rancho de los Ortega en Cañón de N.S.del Refugio, cómodamente abandonado cuándo llegaban , así ellos pillaron el rancho y lo ponieron al fuego . El Sargento Carlos Antonio Carrillo y de sus soldados esperaron afuera del rancho para emboscarle a Bouchard. Chapman y varios otros fueron capturado por el escuadra de soldados.

Bouchard salió para Santa Bárbara bajo una bandera de parlamento y solicitó del Presidio por un intercambio de prisioneros. En el proceso, Chapman por alguna razón permaneció libre de Bouchard, sino quedó por un tiempo como prisionero en el Presidio. Al descargarse, él se hizo en un modelo ciudadano . Él fue bautizado como un Católico en la Misión de San Buenaventura y luego se casó con Guadalupe Ortega (del Rancho de los Ortega) en la Misión de Santa Inés. Chapman y su esposa se mudaron a Santa Ynez, dónde él estaba empleado en la Misión . En 1821 Chapman construyó el batán de la misión (para preparar los vestidos de lana), qué fue construcido al lado del molino.


hasta cima de página

Rebeldía de los Chumash

En 1821 México ganó su independencia de España y dos años después se hizo en república. Aunque esto fuero bueno para México, desde entonces empezó una época difícil para las misiones. Porque los Mexicanos identificaron las Misiones con el imperialismo de España, las Misiones fueron ignoradas y permitido hasta empeorar.

Los presidios ya estaban debidos por miles de pesos a las misiones. Antipatía creció como los soldados les obligaron a los indios de las misiones trabajar horas extraordinarias sin recompensa a pesar de las objeciones de los padres misioneros. De mal genio y descontentos porque ellos mismos trabajaban sin pago y materiales , muchos de los soldados permitieron que sus frustraciones afectaron el manera en que ellos trataban a los indígenas. En 1824 acontecimientos y emociones fueron empujados hasta el extremo.

Un soldado español de Santa Inés le azotó a un Indio de la Purísima, empezando una revuelta que tocó todas las Misiones del área de Santa Bárbara. En la revuelta contra los soldados de Santa Inés, dos Indias fueron matado , varios edificios se pusieron al fuego , y los sacerdotes se hicieron en rehenes con las familias de los soldados con quién tomaban refugio en el principio. El revuelta duró varios meses, y antes de que terminó, catorce Chumash se murieron, incluso al dos de Santa Inés. Los Indios debidamente temían represalia por los soldados y huyeron de las Misiones para esconderse.

Al fin, los indígenas no tenían problemas con los padres, a quiénes trataban con deferencia y respeto. Sin embargo, los nativos declararon a los padres que las actitudes y conducta de los soldados fueron las razones para su rebeldía. Los Chumash se sintieron que porque hubieron trabajado en favor de los soldados sin cualquier pago y por un tiempo muy largo , ellos debían haber tratado con suma amabilidad , gratitud , y dignidad. En lugar recibían in falta de respeto arrogante y burla.

Durante la revuelta, los soldados habían destruido sin necesidad algunas de las casas de los Indios sus posesiones. Los padres no condonaron las acciones de los Indios , sino también llamaron la conducta del personal del Presidio irrazonable, y en algunos casos inexcusable , especialmente la matanza injustificada de los Indios.


hasta cima de página

Seglarización

El ratificación las leyes mexicanas de seglarización en 1834 causó la descaída rápida del sistema de misiones. El congreso mexicano estableció un decreto permitiendo que las propiedades de las misiones se cambiaran en seglares en el tiempo de 10 años. Esto signficó que las Misiones se trasladaron de la jurisdicción de las órdenes misioneras(qué fueron compuestos por gran parte de Españoles en California) hasta la de un obispo quien las administraría por sacerdotes diocesanos o seglares (es decir, no parte de una orden religiosa). En efecto, quisieron eliminar la influencia española; las Misiones se convertieron en parroquias.

El problema con esto fue que, en muchos casos, no habían sacerdotes diocesanos para dirigir las misiones. Como una "parroquia," La Misión de Santa Inés no tenía ningún apoyo del gobierno. Los padres de la misión inicialmente se mantenían por el ingreso de la venta del ganado , sebo, cueros , y del grano que se podía cosechar.

Las condiciones que resultaron de esto se desanimaban a los indios, quienes recibían casí nada en recompensa por sus labores y tenían que pagar el sueldo de los administradores seglares. Resultó que muchos de los Chumash simplemente huyeron. Esto ayudó con la disminución des sistema de las Misiónes, porque no hubieron bastantes Indios para cuidar el ganado y la cosecha y mantener los edificios.


hasta cima de página

El Primer Seminario de California

En 1843, el Gobernador Manuel Micheltorena trató de terminar la seglarización de las misiones. Él donó casi 35,500 acres de terreno de la Misión de Santa Inés a Monseñor Francisco Garcia Diego y Moreno, el primer Obispo de Alta California. En este terreno se estableció el primer colegio y seminario en California. Originalmente ubicado en el cuadrángulo de la Misión de Santa Inés en 1844, el seminario se mudó luego hasta el Rancho del colegio, cerca de Santa Ynez. Siguió educando a sacerdotes y laicos hasta el año 1881, cuando se cerró.

El simpático Micheltorena fue reemplazado en 1846 por Gobernador Pio Pico, cuyo pólitica aceleraron el despojo de las Misiones. En Junio de 1846 él ilegalmente vendió la Misión de Santa Inés a José M. Covarrubias y José Joaquin Carrillo para $7,000, sólo tres semanas antes de que el EUA conquistó California.

Los Padres J. J. Jimeno y Francisc Sanchez siguieron con el colegio hasta el 7 de mayo, 1850, cuando ellos dejaron la dirección de la Misión de Santa Inés en favor de los padres de la congragcación de los corazones sagrados de Jesús y María (llamados los padres Picpus). de America del Sur. La llegada y residencia breve de los Padres Picpus en la Misión de Santa Inés señaló el final de la dirección Franciscana y la época de las misiones.


hasta cima de página

Una Nueva Era : 1851 hasta el presente

El Padre Eugene O'Connell reemplazó a los padres Picpus en el verano de 1851. Él hizo varios mejoramientos, incluso de los primeros pisos de asfalto. Se puede ver una parte de estos pisos en el jardín de la misión.

En 1851, el gobierno de los Estados Unidos rescindió la venta ilegal de las Misiónes por Pio Pico. Un decreto firmado por el Presidente Lincoln en el 23 de mayo,1862 formalmente devolvió las Misiones a la Iglesia católica, al cuidado del Obispo de Monterey, porque no había ya frailes Franciscanos en la Misión .

Esta foto de las ruinas de la Misión de Santa Inés,
posiblemente del año 1865.
La biblioteca archivo de la Misión de Santa Bárbara.

En 1877 los Hermanos Cristianos tomaron el cargo del seminario, hasta el año 1881 cuando salieron por dificultades económicas. El Obispo vendió casi 20,000 acres, reduciendo la misión de Santa Inés a la mitad, con 16,000 acres.

En 1882 la familia Donahuevino del norte de California para vivir en la Misión . Por 16 años habitaban en la parte del sur del convento; a pesar de que falten fondos, ellos hicieron arreglos y reemplazó el techo. Sin embargo, el ámbito de las reparaciones de las estructuras que estaban deteriorando rapídamente fue demasiado para una sola familia. La sección del sur del corredor en frente se cayó en 1884, y pronto el adyacente edificio se aruinó también. Solo quedó en esta parte un arco que todavía se puede ver preservaerado.


hasta cima de página

Padre Alejandro Buckler

Padre [Alexander] Hebilla
Padre Alejandro Buckler
Los archivos de la Misión de Santa Inés.
Una época nueva comenzó por la Misión de Santa Inés en Julio de 1904, cuándo el sacerdote diocesano, el Padre Alejandro Buckler se hizo pastor, con jurisdicción sobre las estaciones de Lompoc, Sisquoc, y Las Cruces.

Él trabajaba fuerte en el mantenimiento y restauración de los edificios de la Misión y su contenido. Se dirigió en la necesidad de una habitación; él construyó una sistema para el agua y de drenaje y reenforzó el convento. Padre Buckler remplazó el techo de la iglesia y parte del convento, y quitó los abodes caidos. Durante una tormenta grande en 1911, el campananario,ya debilitado por su edad , se cayó completamente. En los años siguientes el Padre Buckler reedificó el campanirio, añandiendo un arco para una otra campana.

Entre los tesoros mas preciosos de la Misión son las vestiduras. El Padre Buckler pidió la ayuda de su sobrina, Srta. Mamie Goulet, para reparar las vestiduras, y también algunos de las pinturas y estatuas.

Cuándo Padre Buckler se retiró en Noviembre de 1924, el obispo ofreció el cargo de la Misión de Santa Inés a los franciscanos. El superior de los frailes franciscanos en Santa Bárbara no lo aceptó. Por esto, el obispo ofreció este cargo a los franciscanos capuchinos de la provincia de Irlanda.


hasta cima de página

Los franciscanos capuchinos

Uno de las primeras cosas que hicieron los franciscanos capuchinosera instalar poder eléctrico y plomería moderna para mejorar condiciones en la Misión. El jardín interior de la Misión fue dado una cara más formal en 1926, con un encerrar en la forma de una cruz Céltica.

El jardín grande atrás de la Misión es una sorpresa hermosa para muchos de los visitantes. Estableció en los primeros años de la misión, ha pasado por muchos cambios. Actualmente, el jardín tiene el diseño formal de un encerrar en la forma de una cruz céltica, cumplido por elos franciscanos capuchinos en 1926.

Los capuchinos comenzaron con la restauración plena de la Misión en 1947. Cuándo trabajadores quitaron el techo de parte del convento, encontraron varios cuartos que fueron usados para habitaciones de los padres en el siglo 19. Se reveló un balcón con cuartos atrás, por encima de los arcos. Reparaciones extensas se hicieron en el techo de la iglesia y del convento, y partes del convento fueron renovados.


Padres Kelleher y O'Leary examinan
las paredes de adobe
durante la renovación de 1949.
Los archivos de la Misión de Santa Inés.
Este proyecto restauró el convento en edificio de dos pisos, como probable parecía antes del terremoto de 1812. El campanario también se renovó hasta su forma original como parecía en fotos y dibujos viejos. Las tejas desenterradas durante el proyecto afirmaron que la misión originalmente tenía 22 arcos; antes se creía que solo tenía 21 arcos. Una campana original de la misión fue mandado hasta Rotterdam por reformación, volviendo en tiempo para proclamar el aniversario 150 de la Misión de Santa Inés en 1954.

Este proyecto restauró el convento en edificio de dos pisos, como probable parecía antes del terremoto de 1812. El campanario también se renovó hasta su forma original como parecía en fotos y dibujos viejos. Las tejas desenterradas durante el proyecto afirmaron que la misión originalmente tenía 22 arcos; antes se creía que solo tenía 21 arcos. Una campana original de la misión fue mandado hasta Rotterdam por reformación, volviendo en tiempo para proclamar el aniversario 150 de la Misión de Santa Inés en 1954.

Piedras angulares orginales del cuadrángulo de la misión todavía se pueden ver en la esquina noroeste del jardín. El cuadrángulo de la misión fue un cuadro de 350 pies, con muros de 20 pies. Contuvo todo lo necesario para la vida cotidiana de la misión: una curtiduría, herrería y alfarería, facilidades por el tejido y las canastas, una fábirca de jabón, y otras áreas de trabajo. Dos nueva campanas de bronce, con nombres de "Santa Inés" y "San Francisco" fueron hechos y instalados en el campanario en 1984.

original 19th arco
La arcada restaurada,
con la ruina del arco original número 19.
la Fiesta parroquial de Agosto de 1989 celebró muchos años del trabajo en restauración y el fin de un proyecto que contó más que un millón de dólares para reconstruir una parte grande del convento. Se reconstruyeron 8 de los 19 arcos actuales en el convento, hasta que el convento llegó casi a su extensión original. Por el descuido esta parte hubo caído, hasta que solo quedaba por mucho tiempo la mitad del edificio original. Ahora la fachada de la misión parece casí igual como parecía antes del año 1834, cuando el gobierno mexicano mandó la seglarización. El arco 19 es uno de los originales, y queda como recuerdo del edificio original y el abuso que las misiones experimentaron por la seglarización. La parte nueva del convento contiene un salón grande con cocina, y dos salas. La parroquia usa estas facilidades, y también la comunidad, para reuniones, bailes, etc. Adentro del salón grande hay unas pinturas que mostran la vida de la misiones en diferentes épocas de su historia, hasta el presente. También hay un proyecto, empezado en 1992, para restaurar las pinturas antiguas de la Misión.


hasta cima de página

Una Tradición Viva

Este es como pareció la Misión de Santa Inés:

Histórico Misión Santa Inés
La visión de los primeros fundadores de la misión todavía nos inspira con planes para su restauración continúa. Agradecemos mucho a los visitantes quienes nos ayudan con sus donaciones en este trabajo. Esta ayuda es necesario, porque la Misión no recibe ningúnos fondos del gobierno federal ni estatal. La restauración depende en la generosidad de nuestros visitantes y bienhechores.
Antiguo tirador de la puerta
Se puede ver todavía en la Misión
muchos detalles, históricos,
como este tirador antiguo.

Se permite que grupos de la comunidad usan las facilidades de la Misión para actividades públicas, como la festival de cuentos "Flying Leap" y la visita anual de los Rancheros Visitadores. También se usa la misión para empezar desfiles públicos y las carreras de bicicletas. Cada agosto la fiesta parroquial recauda fondos para la restauración de la Misión.

La Misión de Santa Inés todavía sirve como una parroquia, compuesta de más que 1200 familias. Hay misas y otros servicios regulares, como bautizos, bodas, confirmaciones y ezequias. El equipo pastoral de la Misión trabaja en el catecismo, grupos de jovenes, y otros programas para adultos.

Damos un bienvenido del corazón a todos los visitantes. Se puede visitar la tienda, y pasar por una tura grabada en el museo, el templo, y el jardín.

hasta cima de página


Bienvenidos   Historia   Tesoros   Eventos   Parroquia   El Valle de Santa Ynez
Franciscanos Capuchinos   Misiones de California   Contactar la Misión   Enlaces   Fotos de la Misión   English Version